Las mejoras tecnológicas envasadas en un diseño discreto

Los audífonos tradicionales tienen un micrófono que recoge el sonido, el cual es procesado electrónicamente en el audífono. Las señales resultantes se pasan luego a un pequeño altavoz en el que se convierten de nuevo los sonidos más fuertes para el oído del usuario.

Muchos audífonos se colocan de forma visible detrás de la oreja y amplifican los sonidos procedentes de todas las direcciones. Esto significa que el usuario escucha todos los ruidos, amplificando y creando una situación incómoda para el usuario.

Sin embargo, las gafas de audición Varibel son diferentes a cualquier audífono. Cada patilla de las gafas está equipada con una sofisticada red electrónica, un microprocesador inteligente y una matriz de micrófonos diminutos. Esto permite que las gafas de audición Varibel pueda ampliar los sonidos de la parte delantera mientras amortiguan el ruido ambiental.

El sonido resultante entra en cada oído por dos cables pequeños, casi invisibles. El usuario elige lo que escucha mirando hacia la dirección correspondiente.

Las gafas de audición Varibel le permite escuchar sonidos claros y naturales. Le devuelve el control de audición al usuario, hasta en los lugares públicos con más ruidos.